17-Enero-Dia-San-Antonio-Abad

17 de enero: Fieles de la Iglesia Católica Bendicen a sus Animales en la Festividad de San Antonio Abad

Cada 17 de enero, el mundo católico conmemora la festividad de San Antonio Abad, reconocido como el patrono de los animales. En esta ocasión, compartimos un rito especial proveniente de la parroquia italiana Lonato del Garda e Capagna, donde la devoción por San Antonio se manifiesta en una iglesia antiquísima construida en su honor.

El ritual de bendición, propuesto por los sacerdotes de esta parroquia, es una hermosa tradición que permite a los fieles solicitar la intercesión de San Antonio para la protección y bienestar de sus mascotas y ganado. La conexión especial entre San Antonio y los animales se remonta a la tradición, donde se cuenta que el santo recibió ayuda de diversas criaturas, incluyendo una jabalina a la que cuidó con amor, convirtiéndolo en el patrono ideal para bendecir a nuestros fieles compañeros.

02-17-Enero-Dia-San-Antonio-Abad

Bendición de animales por intercesión de San Antonio Abad:


En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. 
R. Amén.

Dios, admirable en todas sus obras, esté con todos ustedes.
R. Y con tu espíritu.

En el designio de Dios Creador, hasta los animales que pueblan el cielo, la tierra y el mar, participan en los asuntos humanos. La providencia que abarca toda la escala de los seres vivos, se sirve de estos preciosos y fieles amigos del hombre y de su imagen para significar los dones de la salvación.
Salvados de las aguas del diluvio por medio del arca, participan de algún modo en el pacto de alianza con Noé; el cordero recuerda la inmolación pascual y la liberación de la esclavitud en Egipto; un gran pez salva a Jonás del naufragio; los cuervos alimentan al profeta Elías; los animales, con los hombres participan en la penitencia de Nínive y con toda la creación forman parte del plan de redención universal.
Invoquemos, pues, la bendición de Dios por intercesión de San Antonio Abad sobre estas criaturas y demos gracias al Creador que las ha puesto a nuestro servicio, pidamos que caminemos siempre en su ley y que nunca faltemos a nuestra dignidad humana y cristiana.

Lectura Bíblica


Escuchemos la Palabra de Dios del libro del Génesis (1, 20-28)

Dios dijo: «Que las aguas se llenen de una multitud de seres vivientes y que vuelen pájaros sobre la tierra, por el firmamento del cielo». Dios creó los grandes monstruos marinos, las diversas clases de seres vivientes que llenan las aguas deslizándose en ellas y todas las especies de animales con alas. Y Dios vio que esto era bueno. Entonces los bendijo, diciendo: «Sean fecundos y multiplíquense; llenen las aguas de los mares y que las aves se multipliquen sobre la tierra». Así hubo una tarde y una mañana: este fue el quinto día. Dios dijo: «Que la tierra produzca toda clase de seres vivientes: ganado, reptiles y animales salvajes de toda especie». Y así sucedió. Dios hizo las diversas clases de animales del campo, las diversas clases de ganado y todos los reptiles de la tierra, cualquiera sea su especie. Y Dios vio que esto era bueno. Dios dijo: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y que le estén sometidos los peces del mar y las aves del cielo, el ganado, las fieras de la tierra, y todos los animales que se arrastran por el suelo». Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer. Y los bendijo, diciéndoles: «Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar, a las aves del cielo y a todos los vivientes que se mueven sobre la tierra».

Oración de los fieles


Dios creó al hombre y lo puso en la tierra para que, ejerciendo su dominio sobre todos los animales, celebrara la gloria de su Creador. Unámonos al canto de las criaturas y digamos juntos:
R. ¡Cuán grandes son tus obras, Señor!

Bendito seas, Señor, que provees de alimento a todo ser viviente. R.
Bendito seas, Señor, que has puesto los animales al servicio del hombre como ayuda en su trabajo diario. R.
Bendito seas, Señor, que en los lirios del campo y en las aves del cielo, nos has dado una señal de tu belleza y de tu providencia. R.
Bendito seas, Señor, que en el Cordero pascual nos has dado la imagen de tu Hijo en quien podemos llamarnos y ser tus hijos. R.
Bendito seas, Señor, que a través de los animales domésticos nos das alivio y compañía. R.
Bendito seas, Señor, por todas tus criaturas que nos invitan a cantar tus alabanzas. R.

Padre nuestro…

Oración de bendición


Oh Dios, fuente de todo bien, que en los animales
nos has dado un signo de tu providencia
y una ayuda en nuestro trabajo diario,
por intercesión de San Antonio Abad
concédenos saber utilizarlos sabiamente
reconociendo la dignidad
y el límite de nuestra condición humana.
Por Cristo nuestro Señor.
R. Amén.

Agua Bendita


Reaviva en nosotros, oh Padre,
en el signo de esta agua bendita,
nuestra adhesión a Cristo,
primicia de la nueva creación
y fuente de toda bendición.

Conclusión


Dios, que creó los animales de la tierra
como ayuda y apoyo en nuestra vida terrena
nos proteja y nos conserve siempre.
R. Amén.

Con información de: ACI Prensa

Loading...
Reproduciendo:   Amargo Adios ,   Artista:   Inspector
Loading...
  En vivo
 
Reproduciendo:   Amargo Adios ,   Artista:   Inspector
Loading...
En vivo